Cuando lo raro es que la foto no esté manipulada

selfie obama

El pasado uno de abril el jugador de béisbol David Ortiz se hacía un selfie con Obama. La cosa no hubiese tenido mucha trascendencia si no hubiese sido porque la foto estaba amañada. Ortiz, que tiene un acuerdo comercial con Samsung, utilizó un teléfono Galaxy Note 3 para captar la foto. Siete minutos después de que el jugador la colgara en Twitter la cuenta oficial de Samsung publicaba también el selfie.